jeudi 31 juillet 2014

Lunática(s)

(estado actual: insensatez y sentimientos)




Ya conté alguna vez que yo soy de las que hace balances, motivo por el cual este post tiene cierta coherencia... Después de un junio para el olvido en el que pude ver que hasta lo feo y triste puede ser bello (paradojal y poético mes), le pedí a julito que se sea buenito y se porte bien conmigo porque ya no daba más de tanto cachetazo todo junto. Y julito cumplió... ponele. No es que haya sido perfecto pero repuntó considerablemente. Lo empecé siendo su chica de tapa; duré más que otras, así que me doy por satisfecha aunque sepa de antemano que eso no significó nada y a nada va a llegar. Me ilusioné por algo que pasó, y al final todo volvió a la "normalidad"... como era de esperarse... Porque ahí hay demasiado en juego, demasiado por perder... La radio me trajo una canción del pasado y me puso tristecontenta acordarme de tantas cosas que fueron y ya no son, ni van a ser, y de todo lo que extraño de ese tiempo y de otros. Volví a pintar. ¡Qué genial volver a pintar! ¡Qué alivio tan grande, qué cura! Una felicidad grande como un elefante. Y reencontrarme con esa a la que creí haber matado yo misma hace años y ver que no, que estaba ahí, adentro mío, esperándome fiel. Y me recibió con una sonrisa y eso me hizo tan feliz. Y el acercamiento al conocimiento profundo de muchas cosas escuchando a gente a la que jamás habría escuchado por prejuiciosa. Tuve UNA entrevista laboral; increíble! Una es un montón... Poesía. Música y una canción que le manda un beso a Alguien, beso que se dio y no se dio, que fue y no fue realmente, y nunca se dará ni será. Las "manzanitas" que me caen en la cabeza y yo que veo lo que necesito ver (aunque no quiera).  Fotos + Salidas con amigas, divirtiéndonos y comiendo rico. ¡Eso es salud! Ah, sí! Y también sobreviví al mundial y a la tristeza que me da su suerte-de-decadencia.



Y Ella.


Ella, de quien empecé a escribir hace un par de días las ideas que vengo madurando desde hace un tiempo y después borré el post (que también se llamaba "Lunática(s)" ). Y todas las observaciones finísimas que hice. Ella, a quien yo creía mi antagonista absoluta y resultó ser mi espejo, mi reflejo, la explicitación abierta y desinhibida de mis partes más oscuras y terribles, de todo eso que me paraliza de sólo pensarlo y en seguida cambio de pensamiento, de mis lugares más dolientes, de todo eso mío a lo que le tengo miedo y no quiero ver, y de lo que no quiero hablar, y que pretendo que no exista, sabiendo que es imposible que no exista. Y de lo que me escapo, aún sabiendo que no hay dónde correr porque una no se puede escapar de sí misma... Ella que hace carne, imagen, Arte y Vía Láctea, movimientos, y hasta sangre y otros fluidos todo eso que me aterra pero que es tan mío, y a la vez tan ajeno. Es tan yo y tan no-yo. Yo que quiero salir corriendo, convertirme en aire, camuflarme en el viento; y Ella que lo hace todo tan tangible, y hasta parece que lo toca y lo arma y lo desarma con los dedos y con las manos y con todo su cuerpo y con su cabeza y su corazón roto. El rechazo del principio abrió el paso al miedo que vino después, cuando pude entender lo que al principio no entendía. Y después del miedo vino la comprensión de ciertas cosas, y ahí me serené. Y pude pensar. Y dejar de correr, y de querer ser aire. Somos tan parecidas y, a la vez, tan distintas... A veces, me da la sensación de que estamos paradas en la misma cuerda pero en polos opuestos que, a su vez, son movibles y pueden cambiar de lugar y de función fácilmente. Porque todo puede cambiar de un momento al otro, casi sin darnos cuenta. Y esos cambios pueden ser divinos, o nefastos y dejar huellas eternas e insalvables. Y a mí me da miedo estar donde Ella está; y, a veces, creo que a Ella le da miedo estar donde yo estoy. Y, de cuerdas, ninguna tiene nada. Somos dos Lunáticas. Quisiera odiarla pero no puedo, no me sale. Yo creía que la rechazaba, y no. Que le tenía miedo, y no. Y seguí indagando, y vi otras cosas que son positivas y simultáneamente "negativas". Ella, que es la que puede, como puede, que me hace ver esas cosas de mí que no quiero ver y elegí no mirar. Yo, que dejo salir todo eso que tengo aplastadito y bien atado ahí adentro, aunque me cueste y me duela.

Y Alguien, en el medio...

Y yo, que -en realidad- me tengo un profundo miedo a mí misma y a todas las cosas que me pasan, y a las que no, a las que me pasaron y a las que no.
Y a las que me gustaría que me pasaran (y a las que no)...



Plantas carnívoras. Foto que saqué en el Jardín Botánico (Julio 2014).



Invernadero. Foto que saqué en el Jardín Botánico (Julio 4014)




mardi 22 juillet 2014

Feeling


(estado actual: me cayó la manzana en la cabeza.
desde hace varios días...)





Tengo esa extraña sensación de que hasta que no resuelva ciertas cosas, no voy a poder resolver (ni empezar) ciertas otras.


Y esto lo aplico a todos los órdenes de mi vida.







 I'm hooked on a feeling
I'm high on believing
That you're in love with me...

lundi 14 juillet 2014

Te beso

(estado actual: me conmueve. 
mezcla entre sonrisa y lágrima.
algo suavecito.)



Parc es como dicen ellos de sí mismos: "Parc es música para mirar el mar. Parc es música para escuchar durante la merienda. Parc es música ara escuchar tirado en el pasto."





El rezo diario - Parc


Amo al extraño, 
Sueño al inmortal. 
Soy conforme a la multiplicidad. 
El brazo ausente, un poco de paz. 
La noche fría que camina atrás. 



Mato el ave, 
El tiro final. 
Espero ansioso la herida plural. 
Sangro sangre de la piel real, 
Pasa el tiempo de lo que vendrá. 



Te doy un beso, ojalá 
Pueda besarte algún día 
Te beso por si no te puedo besar. 



El rezo diario el designo impar, 
viene a contarme y viene a confirmar 
Estamos solos, añorando así 

Lo que termina y lo que llega a su fin.




Gracias Loli Molina por haber hecho el cover de esta canción y por habérmelos presentado.

Acá la versión de Loli: 






En la versión que quieras, pero escuchala :o)







samedi 12 juillet 2014

Casi-casi como el amor








Mar eterno

Digamos que no tiene comienzo el mar
Empieza donde lo hallas por vez primera
y te sale al encuentro por todas partes

                                                               
(México, 1930 - 2014)







jeudi 10 juillet 2014

Acuarelas

(estado actual: felicidad!)




Cuando era chica amaba dibujar y pintar. Nunca estudié. Siempre pedía a mis padres que me mandasen a aprender pero, bueno... por una cosa u otra, nunca pasó. Conservé ese amor especial por el Arte, incluso estando en la Facultad. Pero, cuando la empecé, creía que tenía que separarme del Arte porque ambas cosas eran incompatibles y, casi de un plumazo, aplasté toda esa cosa artística que siempre me gustó tanto. Tonta de mí, con los años vi lo equivocada que estaba... 

De un tiempo a esta parte, empecé a sentir -como nunca antes en mi vida- la necesidad, profundísima, de estar en contacto con el Arte. Necesidad. Como respirar, comer, dormir... tener salud.

Ya conté que hace un mes me quedé sin trabajo en una situación bastante injusta y por motivos ajenos a mí. Este mes fue bastante extraño... los primeros días dormí mucho; me sentía muy triste pero, también, exhausta, mi cuerpo no daba más daba más de soportar tantos nervios, tanto maltrato, tanta tensión tan estúpida e inútil creada por gente que después se borró... Me di cuenta de que necesitaba descansar. Des-cansar de un trabajo que no me gusta y nunca quise hacer pero no me quedaban otras opciones. Des-cansar de tantos nervios que no iban a llevar a ningún lugar bueno. Des-cansar de hacer cosas que no quiero hacer. Y repensar. Re-pensar qué sí quiero hacer, dónde sí quiero estar. Por momentos, esto me resultó (y me sigue resultando) enloquecedor... Y, ahí, me reencontré con el Arte. Seguí estudiando Fotografía, seguí sacando fotos. Desempolvé mi vieja carpeta de pintura que estaba juntando telarañas desde hace años, y me sorprendió ver cuánto, y cómo y con qué ganas pintaba y dibujaba. No sé si son buenas o malas pinturas/dibujos, técnicamente hablando; nunca estudié. Pero se me movió todo adentro, como una enredadera luminosa y llena de flores que me subía desde el ombligo y desde el pecho, y me llenaba todo el cuerpo y el alma. Me encantaría poder estudiar Dibujo y Pintura, right now! Pero sin trabajo es complicado. Fui por lo que tenía más a mano: me decidí y compré Acuarelas. Me encantan las Acuarelas, sus colores, su textura, cómo se entremezclan los colores. Y empecé a pintar, otra vez. Estoy experimentando, bastante oxidada, pero no tanto como yo pensaba. No me termina de gustar nada de lo que pinté hasta ahora (qué raro) y, curiosamente, lejos de frustrarme, eso me resulta motivación suficiente para seguir practicando. Lo mismo que me pasó con Fotografía: mis fotos son un horror pero no me doy por vencida. Ayer pensaba que quizás Foto y Dibujo/Pintura son como hermanas que se llevan varios años entre sí. Como eslabones de la misma cadena, como parientes; haciendo el caminito por la imagen. 

Yo no soy artista, ni pretendo serlo; no tengo con qué. Pero el simple hecho de sentirme bien después de semanas, de reencontrarme con una partecita de mí misma que yo "maté" hace años y darme cuenta de que nunca se murió, que siempre estuvo ahí, como esperándome, siempre amorosa... me da un poquito de culpa... me hace pensar qué habría pasado si mis padres hubiesen escuchado mis pedidos cuando era chica, o qué si yo no hubiese "matado" esa partecita mía, o qué si le hubiese dado rienda suelta a todo esto que hay en mí antes... Son dudasdolores.  

Y sí: yo soy de las que hace balances...

Por ahora, sólo sé una cosa: hay algo vivo en mí














samedi 5 juillet 2014

Suerte


(estado actual: el tiempo pasa para todos)




Hace unos días iba por la calle y en la radio empezó a sonar esta canción. Se me hizo totalmente familiar desde el primer sonido, sabía que la conocía. Tenía la certeza. Eso de las certezas, es un asunto "peligroso"... ponele. Pero, no esta vez. Canté casi toda la letra. Esa noche la busqué por Google: Lucky for you, de Espen Lind. Se escuchaba allá por finales de los 90', en mis -a veces- muy divertidos (y otras, no tanto...) años de adolescencia. Me acordé que me fascinaba el sonido invernal y de día de lluvia de esa canción, algo me generaba "misterio". Y me daba mucha impresión que el personaje del video (El Diablo, interpretado por el cantante) llevase cuernos y una suerte de cuña (o algo así) en uno de sus dedos, ambas cosas de metal. Y se me vinieron (encima) cientos de recuerdos... Investigué un poco sobre Espen Lind en la actualidad y lo vi muy distinto. Y también encontré una entrevista que le hicieron en un Canal de Música cuando vino a Argentina (?!). Lo ¿peor? es que me acuerdo de la entrevista, del programa y del conductor (risas--> inserte aquí). Y de que esperaba cada semana para ver las novedades de mis cantantes preferidos en aquella época.

Los años pasan. Para todos.

Es curioso que esta canción vuelva/llegue justo ahora, que pensamientos como estos me están dando vueltas por la cabeza...

Lucky for me, supongo.
Acá, la letra en español.






Lucky for you - Espen Lind

Once in a while
When I'm sleeping
My horses are wild
And I'm weeping
Just like a child
I wake up dreaming that I've been loved

Nights are in blue
And Castillian
Thinking of you
Senses reeling
Diving into
This feeling that I have been loved

Lucky for you
You know what to do
When somebody hurts you
Somebody enters your life, disappears
Leaves you in tears
Stirs up your fears
If you have a clue
About what to do
Then that's lucky for you

Still lucky for me
You're amazing
You made me see
Sparks come blazing

I was lucky to be
Made to feel like I had been loved

Lucky for you
You know what to do
When somebody hurts you
Somebody enters your life, disappears
Leaves you in tears
Stirs up your fears
If you have a clue
About what to do
Then it's lucky for you

I didn't think you would sacrifice
the love I made you receive
I'd pay a grand for some paradise
but I'm just too scared to believe

Lucky for you
If you know what to do
When somebody hurts you
Somebody enters your life, disappears
Leaves you in tears
Stirs up your fears, yeah, yeah, yeah
If you have a clue
About what to do
When somebody hurts you
Somebody enters your life, disappears
Leaves you in tears
Stirs up your fears, yeah, yeah

If you have a clue
About what to do
Lucky for you



mercredi 2 juillet 2014

Chica de tapa

(estado actual: pequeña felicidad)





Soy su Chica de tapa. 

Por más superficial que eso pueda ser, o parecer, o sonar, juro que me siento inmensa y hermosa. Y sólo por hoy me lo voy a permitir. Sólo por hoy soy Chica de tapa. Me lo repito una y otra vez, y todavía no lo puedo creer.



lundi 30 juin 2014

Belleza

(estado actual: encontrando tesoros)






Junio fue un mes por demás caótico y convulsionado pero, a la vez, extrañamente bello. Tuvo esa belleza que sólo puede verse mirando un poquito más allá de lo que se ve a simple vista. En el caos, en la tristeza, en el desorden, en la locura, en el sinsentido, en lo absurdo; también ahí puede haber belleza. Me parece que acá la pregunta sobre la belleza sea cómo, o dónde, o qué, o de qué, o por qué, o cuál, o quién... o tantas más. 

Quizás, la belleza esté en el miedo que paraliza y es horrible y ahí, en el momento justo, llega alguien y te mueve de todo eso, te hace pensar, te da el empujoncito inicial. O, quizás, sea el apoyo cariñoso de los que siempre están y el apoyo sorpresivo de gente que te conoce poco (porque vos no te dejás conocer más) y no sabe con detalle qué te pasa, pero igual te hacen un mimo. O, es algo que podés ver por vos misma/o, cuando de pronto te cae la ficha de la realidad y te das cuenta de que no podés seguir así. O, es un hecho fortuito, o un lugar, o una actividad nueva, o gente nueva, o alguien que te sorprende como nunca esperaste -porque ni siquiera estabas esperando una sorpresa ni un Alguien-... Ese momento de la vida en el que sentís que tocaste fondo, estás entregada/o y hay que empezar a "dejar de hacer fuerza" y dejar que las cosas se muevan "solas". 

No sé si algo "es" (o "está") realmente solo/a en la vida.

Mi amiga S. un día me dijo que lo único que sabemos con certeza es lo que vemos, lo concreto, lo que está enfrente nuestro, y no las historias, hipótesis, fantasías, ideas, y otra larga lista de etcéteras que podamos hacer devenir a posteriori. No sé si tiene razón. Pero, a mí, en momentos de crisis de llanto, angustia y desesperación, pensar las cosas así, la vida así, me sirvió. Y su apoyo incondicional y su escucha paciente y su amor de amigaza me ayudaron mucho más de lo que alcanzo a explicar con las palabras que sé.

El caos, la tristeza, el desorden, la locura, el sinsentido, el absurdo, la estupidez, la repetición de hechos, la angustia, el dolor, el no haber aprendido de la experiencia... o, peor aún: el haber aprendido y no querer aplicar lo aprendido (!!!!)... quizás no tengan remedio en lo inmediato. Pero pueden ser belleza si una/o saber ver bien, mirar más allá. Darse cuenta de que lo bello no necesariamente es lo lindo estéticamente, lo feliz, lo obvio, lo típico, lo predecible, lo esperable.

Bello también es
pensar posibilidades. 
Hacer trampolines. 
Aprender a sortear obstáculos. 
Llorar. 
Saberse vulnerable. 
Atravesar procesos, por más dolorosos que sean.
Soltar.

Aprender.

The end of an Era.

La vida sigue. 
Yo, (espero) también.





Julio: dale, sé buenito y portate bien.




jeudi 26 juin 2014

Para siempre

(estado actual: lágrimas)




Mi Abuela, si estuviera conmigo hoy, tendría 85 años. A duras penas llegó a los 75. Haber crecido con ella y con mi Abuelo fue de lo mejor que me pasó en la vida. Pocas personas significaron tanto para mí. Y, supongo que es ese mismo "tanto" es el que hace que sus vidas en la mía sean una huella preciosa e imborrable, un tesoro para siempre. 

Siempre me dio miedo olvidarme de su voz hasta que una mañana, pocos días después de que falleciera, haciendo limpieza encontré un cassette viejísimo en el que había grabado a mi Abuel, haciéndole una entrevista para un trabajo del colegio. Durante su niñez mi Abuel vivía en el campo y, un día, tendiendo la ropa, vio algo brillante y giratorio en el cielo. No sabía qué era. Después se enteró por las noticias que, supuestamente, eso había sido un ovni. Cuando llegó la clase y me tocó exponer mi entrevista, algunos de mis compañeros se rieron hasta que me vieron lagrimear. Yo lloraba de emoción: su voz suave, algo temblorosa, muy de abuelita, me llegaba hasta lo más profundo. Quizás, porque sabía que era mi Abuelita y no, simplemente, "una abuelita". Además, su forma de empezar el relato fue de lo más tierna: "Bueno, hace muchos años, cuando yo era chiquita y vivíamos en el campo con mi familia...". No me importaron sus risas y lloré tranquila escuchándola; creo que, en el fondo, sabía que haber grabado su voz era un como un tesoro que me quedaba para siempre. Y cuando encontré ese cassette hace diez años atrás, lo escuché, y lloré y no lloré al mismo tiempo. Alguna lágrima se me cayó y a la vez no se cayó ninguna. Sentía que la tenía ahí, cerca, aunque ya no estuviese. 

También me dio miedo olvidarme de sus ojos pero siempre supe que yo no me olvido de la mirada de ninguna persona; es imposible que me olvide de sus ojos y su mirada. Yo sí creo que los ojos reflejan el alma, y hasta ahora es un método que no me falló... 

Y también me dio miedo olvidarme de su sonrisa pero, con el paso del tiempo, viendo fotos, fui viendo que heredé su sonrisa. Y, cuando la gente ve una foto suya, me dicen que sonreímos igual. Y que, en general, somos muy parecidas en la cara, la piel pálida y algunos rasgos del carácter. 

También heredé sus fobias bobas y su gusto por el frío y su asco por la playa y la arena y la mugre y su obsesión por la limpieza. Y su intuición: mi Abuel fue mi propia Clara Clarividente. Y como ella creía en todo -Dios, Vírgenes, Santos, Ángeles y cualquier otro ser místico- y yo no creía en nada, y ese era motivo de discusiones, un día me dijo: "En algo tenés que creer". Días después, encontré en su casa un librito que le habían regalado que trataba sobre los ángeles y la meditación. Lo empecé a chusmear y me quedé encantada con eso. Y me regaló uno igual al que vuelvo cada tanto, buscando un ángel para mí. Aunque siga sin creer en nada... En todo caso, creo en mis Abuelos que fueron mis ángeles terrestres y personales.

Y también me dio miedo olvidarme de sus caricias y su piel suave y arrugadita; pero, no: esas huellas también quedaron en mí. 

Y me dolió muchísimo escuchar que "la diabetes es una enfermedad de gente de alto poder adquisitivo": mi Abuela fue pobre toda su vida, y de chiquita se moría de hambre y comía las frutas que encontraba tiradas en el campo porque no había otra cosa para comer. Y pasó hambre, frío, violencia, el dolor del desarraigo y la infamia de la inmigración de principios de siglo, sin hablar una palabra de español. Y, a duras penas aprendió a leer y escribir, y a hacer las operaciones matemáticas básicas. Sólo ella supo lo que vivió siendo diabética insulino-dependiente. Y también me duele cuando la gente desprecia a sus Abuelos con frases como: "ese/a viejo/a de mierda", y demases... ¿¿¿¿Tenés a tu Abuelo/a con vos y no lo/a "aprovechás"???? ¡¡¡¡No sabés lo que te estás perdiendo!!!! Yo, que hace años no tengo a los míos, lo sé...

Mi Abuela me hace mucha falta, hasta el día de hoy, aunque hayan pasado tantos años, tanta vida. Nunca me voy a perdonar no haber estado con ella en sus últimos momentos por pendeja caprichosa, porque no hay otra explicación. Siempre me va a hacer falta. Siempre la voy a extrañar. Siempre la voy a necesitar. Y aunque ya no esté y esa sea una realidad triste e ineludible, mi Abuela dejó tanto, pero tanto, en mí que siempre, pero siempre, algo de ella está. 




mercredi 25 juin 2014

Orquídea, (cuasi)Realismo Mágico, Música


(estado actual: soy toda recuerdos)




Escribí varias veces sobre Orquídea y, por más que intente elaborar, pasar, seguir, parece que en algún punto me quedé anclada ahí, a ese tiempo, a ese año, a ese momento tristecontento donde tenía varios motivos para llorar y uno solo para reírme, bailar, sentirme hermosa y radiante y feliz. Y con ese motivo me alcanzaba para seguir adelante. Me duele no saber. Me duelen tantos años. Yo quisiera que pasaras de una vez, que te fueras. O que vengas y te quedes, de una vez por todas. Pero este medio, este limbo... no más, por favor. Limbo no more, se llamaba una canción de Alanis, de aquella época, de ese cd. Y planteaba que ella no quería estar más en un limbo, que necesitaba encontrar su lugar. Todo ese cd es historia. Limbo no more para mí, por favor. Bandera blanca de la paz, por favor. Un respiro, por favor. Agradezco que hayas aparecido en mi vida en un momento caótico, horrible, tremendamente doloroso, de pérdidas, de cambios -odio los cambios-, de duelos. Agradezco todo lo que me hiciste sentir. Agradezco tus miradas, tus caricias, hasta tu "mala onda". Me dan ganas de decirte: "Por favor, si no te vas a quedar, andate". Pero, no me sale. No puedo. Y no quiero, en realidad. C'est pas facile. Pero seis años es mucho tiempo extrañando a alguien que, según parece, ya no va a ser. 

Qué semana convulsionada, esta.
Y recién es miércoles.
Y todavía falta.

Toda, absolutamente toda la letra de esta canción. Sos vos y, una parte, soy yo.




Orchid - Alanis Morissette
Me, and my helmet 
such an un-conventional kid
All intense and kinetic 
At best tolerated from afar
Not yet arrested and by that I mean betrothed
Though a start I am duly courted
I've just not been trusted with altars

I'm a sweet piece of work
Well intentioned yet disturbed
Wrongly labeled and underfed
Treated like a rose as an orchid

My friends as they weigh in
Get understandably protective
They have a hard time being objective
So inside we cancel each other out

I'm a sweet piece of work
Well intentioned and unnerved
Enabled and misunderstood
Treated like a rose as an orchid

You've brought water to me
Making sure my bloom rebounds
You know best of what my special care allows

So I've lived in my blind spot
Thought myself usual when I'm not
In your garden is a nice spot
As long as it is brave and where you are

For this sweet piece of work
High maintenance and deserted
I've been different and deserving
Treated like a rose as an orchid 

Sweet piece of work
Overwhelmed unobserved 
I've been bowed down to but so misread
Treated like a rose as an orchid