mardi 14 octobre 2014

Movimientos

(estado actual: de afuera, hacia adentro; de adentro hacia afuera)





No me imaginé que octubre iba a ser tan movidito. Siempre tuve la sensación de que, llegando a fin de año, uno quiere hacer todas las cosas pendientes que se propuso y no hizo, y entonces la vida se convierte en un estado de agitación constante: un ir y venir de prisas sin pausas y apurones varios. Todavía no llegamos a la mitad de octubre y yo ya podría escribir un mini libro con todo lo que me pasó en estos 14 días. Pero como soy una pésima escritora, me conformo con descargar mis ganas bloggeando (y quemando la cabeza de los que leen... ja).

Este finde me trajo -entre festejos, cumpleaños, día psi, meriendas, fotos, poesías y ferias de libros- unas cuantas reflexiones que jamás imaginé hacer. Porque son cosas que siempre sentí lejanas a mí, como ajenas. Muy no-yo. Y, de pronto... me encuentro preguntándome a mí misma por qué esto, y por qué no aquello, y cuándo, y cómo, y qué, y quién... Yo soy de esas que hace balances de fin de año, pero me parece que me estoy adelantando un poquito mucho demasiado. El año está lejos de terminarse, todavía. Y menos mal, porque tengo mil asuntos pendientes y me están dando ganas de retomarlos (y cerrarlos de una vez por todas).

Ya dije antes que tengo más preguntas que respuestas y creo que esto es algo bueno: ¿quién tiene las respuestas (y certezas) sobre todo? Las preguntas nos mueven -adentro y afuera-, nos interrogan, nos movilizan, nos llevan a otras reflexiones. Eso que -saludablemente- armamos de chiquitos, el adentro y el afuera, se siente muy presente y vivo para mí en este tiempo. Porque es mucho más que el adentro-afuera literal; es el compartir con otros. Es la metáfora. Son las cosas que van pasando. Es la vida. Es ese "adentro mío" tan adentro mío que siempre fue impenetrable y donde sólo yo podía llegar (y de lo cual era plenamente consciente)... Una cosa es hablar; otra muy distinta es decir. Creo que nunca dije tanto como este año. Poner en palabras (si lo habré estudiado!!).
Y donde nunca antes me había animado a llegar: eso también es ese adentro mío; todo eso que este año casi casi lo toqué con la mano, como una herida todavía abierta. Y me animé a mirarme, a verme sangrante. Me toqué el corazón con la mano y le hice una caricia. Y me dije unas cuantas cosas.

Escarbar hasta meterme en lo más profundo y hondo y oscuro de mí misma. Con miedo, pero sin miedo. Todavía no llegué al fondo. Creo que no llegué ni a la mitad.
Todavía queda más.

Tantos movimientos en la vida... en mi vida, este año... yo sabía que se venía un año agitado pero nunca me imaginé que tanto. Me cuesta creer la cantidad de cosas que pasé y, por ahora, vengo zafando. Yerba mala nunca muere, dicen por ahí...

Por estos días, todo me parece movimiento: de afuera que hacen -inexorablemente- mover lo de adentro. Y de adentro, que hacen -inevitablemente- mover lo de afuera. :o)










lundi 13 octobre 2014

P-sí-cóloga

(estado actual: reflexiones)






Hoy se celebra el Día del Psicólogo en Argentina, por eso es feriado. Ja! Chiste!

Ya escribí otras decenas de veces que este año la vida se la pasó dándome cachetazos sin asco y el área laboral-profesional-vocacional fue un lugar donde me pegó durísimo.  Cuando era adolescente, encontré un libro de Psicología en la casa de mi abuela y me encantó lo que leí, tanto que decidí ser Psicóloga y exactamente una década después de ese momento me recibía. Creo que no me imaginé que este camino iba a ser TAN arduo. Creo que nadie me advirtió -realmente- de qué se trataba esto. Y algunos sólo pudieron tirarme mala onda para disuadirme de estudiar Psicología y lograr que eligiera algo más rentable... literalmente dicho. Por supuesto, no pudieron conmigo... ;o)

Yo amo lo que elegí ser pero, por momentos, todo se me hace demasiado cuesta arriba; estafas laborales-profesionales-económicas-morales, problemas de todo tipo y color, escasez de trabajo y dinero y ver cómo una se las arregla para vivir, sentir que hay cosas que para mí son inalcanzables y siempre lo van a ser, proyectos que nunca van a ser... Ver "colegas" trepadores que escalan a lo más alto porque alguien los pone ahí y yo como una pelotuda sigo intentando desde abajo, a puro esfuerzo, a puro corazón, a puro Deseo, y siempre estoy en el mismo lugar de mierda. Y cansa... todo esto me cansa y me dan ganas de mandar todo al mismísimo carajo y dedicarme a otra cosa. La verdad es que no sé si podría -realmente- hacer otra cosa. Por estos días, no me siento buena para ninguna actividad. Y, entonces, me pregunto adónde estoy yendo, adónde vamos mi vida y yo, si alguna vez encontraré algún trabajo bueno que me encante y me permita vivir decentemente, dejar de contar hasta la última moneda para ver si llego a fin de mes, disfrutar de mi profesión...

Miro mi Título, mi Diploma, mi Matrícula, mi libreta universitaria, la biblioteca llenísima de apuntes y libros, y lloro.

Y el Arte... esa maravilla que dejé volver a mi vida, que me hace inmensamente feliz y por lo cual estoy agradecida. Nunca me tendría que haber ido de ese lugar al que siento, también, como mi lugar.

Escribo en el blog, y lloro.

Hoy es un día raro, porque festejo y no festejo a la vez. Porque siento que lo mío es mío y, a la vez, no es mío, o al menos no se siente mío este año. Porque no sé dónde estoy parada, o qué quiero, o para dónde correr. Porque aún sabiendo lo que sé me siento en un limbo, pendiente de un hilo, haciendo equilibrio sobre un precipicio. Caminando por un túnel oscuro y sin saber si algún día encontraré la luz.

O, al menos, una salida que me haga feliz.

Y, pese a todo, amo lo que elegí ser.



Video sobre el trabajo del Psicólogo (trillado, pero lindo...) :o)







vendredi 10 octobre 2014

La Venus más linda



Venus + Venus
(Madre) (Hija)

Mi Mamá es la Venus más linda!!!!
Feliz Cumple Mamuna hermosa!!!!!!!!!



mercredi 8 octobre 2014

Eclipse de Luna Llena




Leopoldo Presas (1915 - 2009)





"La espera, luna llena", de Leopoldo Presas

mardi 7 octobre 2014

Me quedo con Julieta

(estado actual: hiperactiva)



Esta semana viene movida entre cumpleaños y festejos, gente que ya no está en mi vida (porque yo no los dejé entrar) pero a quienes recuerdo, actividades atípicas (¿¿desde cuándo yo tengo un Proyecto de Fotografía y necesito una Actriz??), gente nueva que me da -por ahora, pongamosle- "curiosidad"... Asuntos pendientes que voy resolviendo, proyectos pasados que quedaron truncos por circunstancias que me superaron y que parece que -por fin- vuelven a empezar. Uno de esos proyectos es muy importante para mí. Tendría que haberlo concretado el año pasado pero se me cruzaron imprevistos externos e internos... los internos fueron los peores. Y mierda que elegí y decidí mal.

A veces, es como el refrán: "uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde". Yo perdí algunas cosas en este tiempo y me doy cuenta de que las extraño. Por ejemplo, extraño mi trabajo y mis textos de Infanto. Necesito -imperiosamente- volver. Y, a la vez, estoy confrontada conmigo misma, sin saber bien qué es lo que quiero, dónde quiero estar de acá en más, qué quiero hacer, dónde. También "se fueron" algunas personas que pensé que iban a ser para siempre. Pero, adentro mío, me estoy preguntando si realmente se fueron para siempre, o si volverán alguna vez. Si vale la pena que vuelvan. Si quiero que vuelvan.

Cambiaron muchísimas cosas este año: yo no soy la misma que empezó 2014. Pero, a la vez, por momentos me veo repitiendo los mismos errores. Incluso, cuando lo hago a conciencia de mis acciones. Y, entonces ¿por qué? ¿Por qué no puedo darme algo mejor a mí misma? ¿Por qué volver a caer con la misma piedra?

Estoy entre Keane: "todos están cambiando y yo no siento lo mismo" y Julieta: "no se ve... Pero siento que hay en mí algo que está cambiando".

Hacía rato que no sentía tanta necesidad de escribir tan seguido.

Buscar el camino de vuelta. Sobre todo, el camino de vuelta a mí misma.

Este año vi a casi todos cambiar y me pregunto si yo también habré cambiado. Yo sé que sí; es como decía Murakami sobre las tormentas: te cambian, aprendés y ya no sos el/la mismo/a. Quizás, la pregunta que tengo en la cabeza es si habré cambiado todo lo que necesito para estar mejor o si, todavía, necesito hacer más cambios.

Entre Keane y Julieta, espero que sea Julieta.









Julieta Venegas - Algo está cambiando

Me hablas, preguntas,
si nos podemos ver después
razones me sobran
pero aunque quiera no lo sé
siempre hay halgo más,
que a simple vista no...

Te asusta la idea
de lo que pueda suceder
decirte quisiera
algo que te haga sentir bien,
pero es que hay algo más
que a simple vista no se ve

Pero siento que algo en mi
algo que está cambiando
no se ve...
pero siento que hay en mí
algo que está cambiando


No pienses que olvido,
lo que me ha dado tu querer
lo llevo conmigo,
así me puedo sentir bien
pero es que hay algo más,
que a simple vista no se ve
será que hay algo más,
que a simple vista no se ve

Pero siento que hay en mí
algo que está cambiando
no se ve...
Pero siento que hay en mí
algo que está cambiando

Qué más quisiera yo,
que ser felíz y darte amor, amor
qué más quisiera yo,
vivir feliz y darte amor, amor

Siempre hay algo más,
que a simple vista no se ve
pero siento que hay en mí
algo que está cambiando.




dimanche 5 octobre 2014

Son días pensativos

(estado actual: gracias a la lluvia)





Son días pensativos.
No dejan de pasarme cosas que me sacuden esa tranquilidad que amo.
La cabeza me va a mil.
No me gustan los cambios.
Pensaba cosas; ahora, pienso que no sé si realmente las pienso. Y, de pronto, se me sacude todo adentro y empiezo a pensar otras. Me doy ese permiso de explorar otras ideas, otras posibilidades, otras realidades... Permiso para mirar de lejos, aunque me dé miedo, y preguntarme qué miro y qué veo... Como un "telescopio emocional". Pero, ya lo dije: no me gustan los cambios, por más necesarios que sean.

Hablar hace que perdamos el miedo. Poner en palabras saca los miedos y nos los saca de encima, haciendo que se pierden en el aire como ánimas maltrechas y dolientes que se convierten en humo en una fogata donde incendiamos todo eso que nos pesa. Casi magia.

Es tiempo de terremotos internos-externos pero, esta vez, por algún motivo que no llego a ver con claridad, me siento más segura. Y, sin embargo, la vida ya se va a encargar de mostrarme que estoy equivocada como me pasa cada vez que me siento segura de algo... ja! Lo que viene siendo 2014 hasta ahora es la muestra más clara de esto!
No sé... quizás, no sea todo tan terrible.
Gracias a la gente que me quiere. Y gracias, también, a la lluvia que me hace caminar, y caminar me pone a pensar.


La puerta de mi balcón.









Llueve - Ella es tan cargosa


 
Llueve siento que llueve
y da la casualidad que esta vez junto andás por aquí 
llueve, miro que llueve 
huyen los pájaros y escriben una ve corta en lo gris 
voy a dejar la persiana a medio abrir 
nos va a llegar un olor a tierra mojada 
con recuerdos de infancia negro se pone el cielo 
se hace de noche de golpe, y no son ni siquiera las tres 
llueve corazón, llueve 
giro y ya estás en la cama, riendo, totalmente en piel 
voy a apagar los teléfonos, 
la luz va a comenzar este festival de los cuerpos, 
de los besos hambrientos 
y después sé que vas a fumar 
en silencio, con aires de actriz 
nadie va a hablar vamos a oír 
la canción grave del mundo allá al fondo, lejos 
suerte tuvimos suerte 
era una tarde cualquiera y la lluvia la volvió canción 
pasarla así 
le hace bien al corazón 
poder salir de los jefes y los empleos, de las manos del tiempo 
y después sé que vas a fumar 
en silencio, con aires de actriz 
nadie va a hablar vamos a oír 
la canción grave del mundo allá al fondo, lejos 
el color rojo de la tempestad 
cuando asoma un brazo el sol 
incendia tus ojos



mardi 30 septembre 2014

Intuiciones, sueños y preguntas

(estado actual: intuición funcionando a toda velocidad.
más preguntas que respuestas)




¿Dónde está la gente con la que una solía hablar/comunicarse y, de un día para el otro, dejamos de saber de ellos? Hace tiempo vengo sintiendo esto: gente con la que solía hablar regularmente, de pronto... ¿? ¿Dónde están? ¿Adónde se fueron? ¿Por qué dejaron de comunicarse? Con el tiempo fui viendo que en sus vidas hubieron muchos cambios: de rompimientos de parejas a nacimientos, pasando por pérdidas de embarazos, y hasta mudanzas (cambios de ciudad, all inclusive). Compañeros de trabajo que cambiaron de trabajo, prometimos mantenernos en contacto y... ¿y? De igual forma, a otros/as bloggers los vi dejar de escribir y me pregunté qué habrá sido de ellos... Este año me volví más sensible que nunca en toda mi vida. Lo que lloré este año... litros de lágrimas que podría haber envasado y vendido, y me habría hecho millonaria: el negocio de las lágrimas. El tema es que tanta sensibilidad me hizo convencerme a mí misma de que la gente "me abandonaba" a mí, cuando esto no era así... A todos mis coetáneos los vi pasar por algún terremoto en 2014. Cada uno de nosotros tuvo su terremoto personal. Algunos sobrevivieron, otros lo seguimos intentando.

Tengo una amiga que vive en otro país a quien conocí hace más de una década, cuando éramos chicas y estaba de moda hacer amigos por correspondencia. En todos estos años, nunca pudimos conocernos personalmente pero siempre estuvimos en contacto. Hace casi un año dejé de saber de ella de un día para el otro, y por más mails que le escribiera, nunca una respuesta. Y no supe bien qué pensar. Hace varios días que venía pensando en ella, cómo estaría, si escribirle o dejarla tranquila... ayer la tuve en la cabeza todo el día. A la noche, llega mail de mi amiga... Ah, sí: esto es es la Intuición. Si hay algo de lo que puedo jactarme con gusto es que mi Intuición no me falla jamás. En el eterno mail, mi amiga me contaba que había roto con su novio de toda la vida (con quien convivía y planeaban armar una familia), que la ascendieron en su trabajo pero después la empresa tuvo problemas económicos y se vino todo abajo (ella casi se queda en la calle), que habían fallecido familiares, que habían nacido otros, que conoció a otra persona, pero...mmm... siempre hay un pero.

Hace unos días tuve un sueño muy extraño, que me dejó pensando si no habría "algo intuitivo" ahí; aparecía una (¿ex?)amiga a quien no veo hace meses (¿para qué quiero cerca a gente que se porta mal conmigo y tiene una doble cara?). Curiosamente, ella me ayudaba... Y Alguien y Ella andaban por ahí, dando vueltas...

Y, también, tuve noticias sobre Él -mi eterno Él- que parece que no se va a ir nunca de mi vida, que ya me hizo mal varias veces y yo siempre le dejo la ventana abierta... que me arruina la existencia y yo lo dejo. Qué estúpida soy creyendo que todavía algo puede salir bien entre nosotros.

No sé... las cosas están mezcladas. Hay cosas (¿datos?) que se me aparecen en sueños y me hacen pensar, me hacen preguntarme. Hay preguntas que se me aparecen y me hacen interrogarme. Y también hay preguntas que se me aparecen y no puedo terminar de armar porque faltan palabras (y, por ende, de hacerlas aparecer). Hay personas que se aparecen de repente, inesperadamente, y llegan con sus vidas y sus noticias.

Y en este juego de aparecidos, yo me siento un fantasma que sobrevuela todo y lo mira desde arriba, distante, que camina invisible entre la gente y los hechos y los días y las horas. Que el tiempo es finito y se me va como arena entre las manos; que el tiempo corre y bien podría ser un maratonista. Que hay sueños de la noche y sueños del día y sueños de la vida.

Y que, de momento, hay más Intuiciones, Sueños y Preguntas, que realidades, concreciones y respuestas...




mardi 23 septembre 2014

Primera lluvia

(estado actual: silencio contemplativo.
planificación?
deseos.
Luz.)






Dicen por ahí que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde... la nueva experiencia laboral no me está resultando lo que esperaba. Aprendo, sí... pero también siento que se me hace pesado, que esto no es para mí, que no sé qué estoy haciendo acá, o por qué estoy acá... Hace meces les decía a mis amigas y colegas que quería una experiencia como la que tengo y ahora siento que no me gusta. A ellas mismas les pregunté si es posible tener "vocaciones múltiples", y me respondieron que Sí. Pero me parece que lo dijeron por amor... Sigo pintando, dibujando, haciendo fotos, bordando, sólo porque me hace bien. Sigo (parece que eternamente) buscando un camino que no encuentro. Y a mí, que "siempre supe lo que quería" (?), me hiere el orgullo y el narcisismo verme TAN perdida. Hoy, que se conmemora un aniversario más de la muerte de Papá Freud (sí, lo amo! jajaja), qué ironía venir a plantear esto...

Hablando de ironías, qué ironía que Alguien haya hecho referencia a mí y a mi profesión pero, en lugar de decirlo directamente, lo largó en forma de pregunta. Y yo, cagona como soy, lejos de recoger el guante y creérmela y hacer gala de mis conocimientos (?) y lucirme y quedar como la mejor, salí corriendo con cara de circunstancia (o, lo que es lo mismo, me quedé callada frente a su comentario. Y, encima, siento que lo dejé en ridículo...). Menos caliente que eso... La conclusión buena -la única buena posible- es que Alguien se acuerda de mí y de lo que le cuento. Y no quiero creer en nada porque Ella todavía está ahí y no tiene ningún plan de irse (aunque mis hermosas amigas me digan que Ella es muy complicada y Alguien va a terminar cansándose y dejándola) (¡Como si yo fuera tan simple! jajaja Mis amigas me aman demasiado!!). Y porque después termino dándome la cabeza contra la pared y soy la única que siempre sale lastimada... Pero no puedo evitar sentir que me explota el pecho en mil pedazos luminosos como estrellas y como fuego, que siento que me convertí en estrellas y en Luz -aunque sea sólo por el segundito que duró su voz-, que siento que por donde voy soy un haz de Luz, y que -al fin- hay un paso pa'lante.

Un cumpleaños de domingo que tuvo una situación muy parecida a una que viví yo en mi cumpleaños de este año, pero que resultó rotundamente distinta a lo que fue mi cumpleaños y las reacciones de todos los involucrados... Creo que hay cosas que sólo se entienden con el crecimiento, y las experiencias, y el paso de los años. Esto, en mi caso, va para todas las partes involucradas...

Buscar la Luz para mi vida y mis proyectos y mi futuro (el cercano y el lejano). Encontrarme con mi amado Buko, una vez más: si vas a crear, lo vas a hacer en cualquier momento y lugar, no necesitás nada "demasiado" especial. Este hombre me vuela la cabeza!

Nunca me gustó la primavera: me agota la gente comentando que es la estación del amor, los pajaritos cantan y blablabla... jaja ya sé que puede sonar mala onda, pero es lo que soy. De un tiempo a esta parte empecé a ver la primavera con otros ojos, pero ya volví a mi estado habitual. Y, sin embargo, sigo tratando de verla distinto, de ver cuál es la belleza tan grande que todos ven en ella. Pero, por ahora, no me doy cuenta.

Mi primavera empezó así, con estos hechos y noticias.

Todo esto me trajo de regalo la primera lluvia de primavera.
Y dicen que esta primavera va a ser muy lluviosa (yo voy cruzando los dedos).










Bastille - "Pompeii"

Eh-eh-o eh-o

I was left to my own devices
Many days fell away with nothing to show

And the walls kept tumbling down
In the city that we love
Great clouds roll over the hills
Bringing darkness from above

But if you close your eyes,
Does it almost feel like
Nothing changed at all?
And if you close your eyes,
Does it almost feel like
You've been here before?
How am I gonna be an optimist about this?
How am I gonna be an optimist about this?


We were caught up and lost in all of our vices
In your pose as the dust settled around us

And the walls kept tumbling down
In the city that we love
Great clouds roll over the hills
Bringing darkness from above

But if you close your eyes,
Does it almost feel like
Nothing changed at all?
And if you close your eyes,
Does it almost feel like
You've been here before?
How am I gonna be an optimist about this?
How am I gonna be an optimist about this?

Eh-eh-o eh-o

Oh where do we begin?
The rubble or our sins?
Oh oh where do we begin?
The rubble or our sins?

And the walls kept tumbling down (oh where do we begin?)
In the city that we love (the rubble or our sins?)
Great clouds roll over the hills (oh where do we begin?)
Bringing darkness from above (the rubble or our sins?)

But if you close your eyes,
Does it almost feel like
Nothing changed at all?
And if you close your eyes,
Does it almost feel like
You've been here before?
How am I gonna be an optimist about this?
How am I gonna be an optimist about this?

If you close your eyes, does it almost feel like nothing changed at all?

Eh-eh-o eh-o


mardi 16 septembre 2014

Ejercicios

(estado actual: el alma me va a quedar divina y en forma para el verano (?)...)





Ejercicio nº 1: Volver a trabajar

Ayer empecé en el trabajo nuevo. Es muuuy distinto a lo que vine haciendo hasta ahora. Todavía no me encuentro, no sé bien cómo, dónde, cuándo, qué... y me aburrí un poco. Me siento mal y culpable diciendo esto porque parezco una desagradecida, y además soy contradictoria: hace unos meses no paraba de pedir y desear un trabajo "como este" y, ahora que lo tengo, en lugar de disfrutarlo y aprender... debe ser por esto que dicen que hay que tener cuidado con lo que una desea porque puede hacerse realidad...


Ejercicio nº 2: Tratar de ser más buena conmigo misma

Ponerle un Stop al auto-machaque innecesario. Todos cometemos errores; yo, la primera de la lista. ¿Es ese motivo suficiente para auto-ponerme como blanco, y auto-tirarme dardos venenosos? Algo malo, algo que no es como yo quiera, algo que tarda más de lo que espero, y una larga y rocosa lista de No y etcéteras, no necesariamente es el fin del mundo. Dicen por ahí que lo imposible sólo tarda un poco más.
Nota a mí misma:"Sé más buena con vos, Automne". Y tiempo: darle tiempo a todo.


Ejercicio nº 3: Reordenar, reorganizar, recomenzar

Reordenar mis horarios, mi alimentación, mis actividades, mis horas de sueño, mis hábitos. Este tiempo -meses- de freno involuntario me hicieron ver muchas cosas lindas y feas, dolorosas y sanadoras, retomar pasiones preexistentes y conocer gente inesperada. Pero, la verdad sea dicha: también me pusieron las rutinas de cabeza. Y no en el buen sentido... Tengo que reordenar ya. Cerrar las cosas pendientes, hacer espacio para cosas nuevas, ver qué quiero de acá en más.


Ejercicio nº 4: Pedir ayuda

Siempre me tragué mis angustias. Si era con comida, mejor. Nunca lloraba. Y si alguna vez lo hacía, lloraba sola. Creo que desde hace tres años, que la vida se me convirtió en un terremoto casi constante, empecé a mostrar mis lágrimas. Quizás porque crecí sabiendo que tenía que ser fuerte siempre y frente a todo, porque así me educaron. Quizás por las experiencias que fui viviendo. Tal vez como mecanismo de defensa frente a lo tan vulnerable que soy... Hoy, saberme vulnerable y decir lo que me pasa y llorar con otros se siente un paso adelante.


Ejercicio nº 5: Escribir, escribir...

... y seguir escribiendo. Otra de esas tantas cosas que siempre supe que sanaban, que hace un tiempo dejé de hacerlo en el blog (pero seguí haciéndolo en otros lugares como mis inagotables post-it's) y que (gracias a la vida!) retomé este año.


Ejercicio nº 6: Releer(se)

Releer todo lo escrito porque inevitablemente está todo conectado entre sí, desde la primera palabra hasta la última. Sumar y multiplicar. Y recordar que las cosas son mutables, que van cambiando como una misma va cambiando, y que este orden en los ejercicios puede ser modificable según la situación/necesidades/posibilidades.
Y que eso está muy bien.