dimanche 29 mars 2015

El mar




(estado actual: recuerdos)



Hoy me levanté y fui directo a la cocina. El sol entraba por la ventana y tenía un brillo especial que se reflejaba en la mesada, rebotaba y me daba en los ojos casi recién abiertos. El sol estaba intenso. Sentí algo. Miré por la ventana y confirmé ese algo que sentí. Se me vinieron a la cabeza decenas de recuerdos de mi niñez y vacaciones en el mar. En la catarata de recuerdos pude reconocer que ese mismo brillo y luz del sol de hoy brillaban en la playa en los veranos de mi niñez. Tantos años atrás, el sol me iluminaba igual que hoy, a mí y a todo lo que tocaba. Siempre odié la playa y el mar (...) el verano siempre me resultó la época más aburrida y triste del año, y además detesto el calor (...).

Me acordé que a la playa iba siempre vestida con ropa común, zapatillas incluidas, y me quedaba abajo de la sombrilla protestando por el calor, el viento, la arena que se me pegaba en todos lados... Pero, también me acordé de las veces que íbamos con mi papá y mi hermano a caminar por la orilla, a perseguir las olas, o a escaparnos de ellas, o a jugar a "pisarlas". Me acordé que me impresionaban los caracoles pero también me llamaban la atención; mi mamá no me dejaba juntarlos porque decía que era mala suerte. Si por casualidad los pisaba descalza caminando, me dolía tanto que hacía un escándalo desmedido. Me acordé que en Gesell, antes de ir a la playa, pasábamos por una librería oscura y viejita que tenía libros y revistas viejos y usados. Generalmente compraba historietas (la mayoría de personajes desconocidos o, incluso, revistas extranjeras). Me acuerdo cuánto me llamaba la atención que un lugar al que le daba de lleno la luz del sol de la mañana fuese tan oscuro y, aparentemente, húmedo; no lo entendía. También la recuerdo (a la librería) enorme. Pero ya no sé si algo de todo esto era realmente era así. Y también me acuerdo del castillo inflable, y del "parque de diversiones" o similar, también con forma de castillo medieval, si mal no recuerdo. Siempre quería ir y siempre me decían que no, hasta que un día fuimos. Me acuerdo muy poco; creo que había una suerte de puente sobre el agua, o algo así, y eso me había llamado muchísimo la atención. Algo de todo eso me producía fascinación. Los lugares donde hay concentración de agua siempre me parecieron fascinantes: fuentes, piletas, lagos y lagunas, mares y océanos. Pero sólo para mirarlos de lejos (...) Pero me encanta bañarme, el agua me calma. No sé nadar. Las fuentes me encantan pero no sé si me animaría a tocar el agua. (...)

También me acordé de los veranos de mi adolescencia en Mar de Ajó. Odiaba Mar de Ajó, me parecía chico, aburrido y "de viejos"-- no había (cerca) otros adolescentes. Me acuerdo de unas casitas muy lindas donde nos quedamos una vez, que parecían sacadas de un pueblito alemán. Las fotos que saqué ahí me sirvieron para presentarlas en el colegio, en la materia Fotografía. Ahí (...) me animaba a quedarme sola en la casa y zafaba de la playa. (...) lo que más hacía era escribir: escribía cuentos, poesías y cartas de amor jamás enviadas a mi amor. Escribía cartas para mis amigas. Y, como no teníamos celulares, poder ir al locutorio, llamar a mi amiga Mk y preguntarle qué había pasado en Dawson's Creek era lo mejor de las vacaciones. Pero lo mejor de todo era la vuelta: pasar a comprar alfajores y a la ruta. Con cada kilómetro que avanzábamos, la felicidad se sentía un poquito más cerca.

Mar de Ajó fue el último verano en la playa.

Después, vinieron años sin vacaciones: problemas familiares, económicos, un abuelo enfermo, una abuela enferma, este verano mejor cambiamos los muebles, o arreglamos baño y cocina, papá se quedó sin trabajo, o algo. Y, después de todos esos años (...) Yo quería vacaciones de mi familia (...). sólo iba a visitar a mi Abuelo. Años después, mi Abuelo murió (...) empecé a salir con (...). Y volvía temprano.

Me puse a ver fotos viejas de mis veranos en el mar y encontré tesoros olvidados. Y también me ahogué en un mar de nostalgia.

Me doy cuenta de cuánto extraño esos veranos y todas sus cosas. También me doy cuenta de que, aunque no me guste, extraño el mar. Y el olor del agua salada, y la playa, y los caracoles, y hasta la arena. Extraño el sol, las caminatas por la orilla, escaparme o perseguir o pisar las olas. Comprar revistas viejas. Extrañar mi casa. Llamar desde un locutorio a mi amiga para que me cuente qué pasó en la serie. Y jugar en el castillo medieval.

PD: googleé y me parece que el famoso castillo medieval es Juguelandia, ¿puede ser?


Y esto, que ya lo publiqué pero me parece tan hermoso que lo publico de vuelta:

Mar eterno

Digamos que no tiene comienzo el mar

Empieza donde lo hallas por vez primera
y te sale al encuentro por todas partes

José Emilio Pacheco





Escrito en Febrero 2015, 
en el medio de una luz especial y un mar de nostalgia.





mardi 24 mars 2015

Julio en marzo

(estado actual: desencuentros, as usual.
todo eso que no te voy a poder 
decir 
nunca)






El encuentro

Mientras ellos hablaban todo el tiempo de la nueva moral
ella me exploraba con sus ojos.
y cuando me levanté para marcharme
sus dedos fueron como el tejido
de una servilleta japonesa de papel.





Foto: http://www.antena3.com/noticias/mundo/invento-permite-que-japonesas-pierdan-verguenza-comer-grandes-hamburguesas_2013111200559.html

samedi 21 mars 2015

Equinoccio


(estado actual: otoño!!!! <3)




Bienvenido bienvenido amoooorrrrrr!!!!!!!! Somos otoño y eso me alcanza para ser feliz!!!! Salir a caminar al sol con un cafecito en la mano, tejer y bordar, la ropa de frío, sopa y más sopa, ¡toda la comida del otoño/invierno! Que amanezca tarde y oscurezca temprano, la luz tan suave y tan linda, el sol que no me hace pelota y no terminar hecha una montaña de polvo. El frío que me llena de energía y tener ganas ¡para todo! Las mantas abrigaditas y tirarse a leer o ver una película en la cama o el sillón. Los zapatos elegantes del invierno y las botas... ay, las botaaasss!!! Mis bufandas tejidas a mano. Las revistas de tejido. Ir a la lanería y sentirme como una nena en una juguetería. Los abrigos. La lluvia de otoño. Mirar las gotitas cayendo por la ventana y por la puerta del balcón. Horas al aire libre sacando fotos. Pintar y dibujar también es distinto. Las hojitas amarillas en los árboles y el contraste con el color del tronco. Las alfombras callejeras de hojitas amarillas. Estudiar: pocas cosas son tan ñoñas y lindas como pasarme horas en el escritorio o en una biblioteca estudiando, leyendo, escribiendo (ya tengo asumido que soy una rata de biblioteca y a esta altura de mi vida lo re disfruto!). Llegar helada de la calle y prepararme algo calentito. Pegar el culo a la estufa. El helado es más rico cuando hace frío. Las meriendas con amigas son de todo el año, pero en el otoño tienen un je-ne-sais-quoi -un no sé qué- que las hace distintas al resto del año. Los sonidos son distintos, la música suena diferente. La comida tiene un gusto diferente. Despertase y sentir el fresquito, levantarse y cruzar los brazos mientras los frotamos y brrrr qué frío!!! Ir a la cocina y preparar café, y ese oloricto a café recién hecho... mmmm... es incomparable. Y seguramente hay más cosas pero me las estoy olvidando...

Siempre espero esta época del año, la espero todo el año. Llega el otoño y yo siento que se renueva la vida. Vuelve el frío y para mí, que soy débil para soportar el calor, es como volver a nacer, volver a vivir.


Todo, absolutamente todo, con frío es mejor. :o)




(y otro día escribo sobre mi ausencia, "el buen chico", Alguien, Ella, el trabajo, Julio en marzo, mi amiga viajera y otras yerbas).


mardi 10 février 2015

Zombie

(estado actual: zzzzz...)




hace días que 
NO 
puedo 
dormir.



si sigo así me voy a terminar muriendo. de sueño o de agotamiento, o de cualquier otra cosa, pero muriendo al fin.



keywords asociadas:

- sueño
- ojeras por el piso
- no sé si soy una vampiresa o la doble de Fernández Meijide
- exhausta
- mi cuerpo no da más
- mi cabeza tampoco
- zombie-like
- ansiosa/ansiedad
- nerviosa/nervios
- calor de mierda
- verano de mierda, no te aguanto más
- trabajo de mierda
- envío de CV
- esperanzas al tacho
- necesito vacaciones
- desaparecer un ratito del mundo
- miedo
- necesito estabilidad
- necesito tranquilidad
- necesito algo que me haga dormir




mardi 3 février 2015

Febrero

(estado actual: hopes & fears)



No sé exactamente por qué pero febrero es un mes que me gusta mucho. Incluso me encantaba cuando estaba en la Secundaria y tenía que rendir el listado de materias que me había llevado! jajaja (sí: yo soy de las que siempre estuvo ahí de repetir el año). Y también en la Facultad cuando, a regañadientes, me presentaba a UNA (mísera) mesa de examen. Una era demasiado y más que suficiente para mí :o)

Si tuviera que hacer una "lista de motivos por los cuales me gusta febrero", pondría:

- La sensación de que "se reactiva la vida": no sé si es realmente así, creo que esto es más bien subjetivo. Esto de volver a contactarme con gente que durante el verano no veo, retomar proyectos pendientes, cerrar cosas que a fin del año anterior quedaron abiertas por agotamiento y "bueno, después lo termino..." y en enero ni ganas... jaja! Incluso, la posibilidad de cambiar de trabajo se siente más fuerte y viable y posible ahora (al menos, para los que trabajamos con chicos, la vuelta al cole pareciera un momento crucial). Incluso ver más gente por la calle, en el colectivo, el tren y el subte, haciendo compras, etc.; no me gustan los lugares que explotan de gente, pero no puedo evitar sentir esta sensación de que "se reactiva" todo, y que me guste.
Prefiero el frío del invierno aunque me queje de no tener tiempo, que el calor del verano con tiempo de sobra pero que no puedo aprovechar porque el calor me mata.

- Aprendizajes: asumo que soy -como me dijo una vez un compañero de la Facultad- una ñoña: me encanta estudiar siempre y cuando estudie algo que me guste (porque si me obligan a estudiar Física Cuántica te tiro los libros por la cabeza). ¡¡Ñoña y me la banco!! jajaj Esto de buscar Cursos, Jornadas, Charlas, Actividades, Posgrados, libros nuevos. Hablar con mis Amigas-Colegas y ver si compartimos el interés en algún Curso, y anotarnos juntas. La indescriptible, poderosa y maravillosa sensación de aprender algo que me guste, ir a la cursada, comprar (más) libros...

- El clima: febrero es un mes lluvioso o, al menos, así lo percibo. Me da la sensación de que hay más días de lluvia. Los días son más cortos y las noches empiezan a alargarse. Las noches de verano con un calor "normal" son hermosas.  También, la temperatura parece bajar bastante comparada con enero y eso, para mí -que soy una debilucha y el calor me destruye- es una gran noticia. ¡¡¡Poder volver a salir a caminar y no morirme en el intento!!! Hacia mediados-final de febrero, en Buenos Aires algunos días se ponen lluviosos y fresquitos, y eso es taaaannn otoñal que lo mínimo que puedo hacer es salir a caminar abajo de la lluvia escuchando música, y tomarme un café por ahí... :o)

- El otoño está cada vez más cerrrrcaaa!!! Y eso ya es un motivo en sí mismo!!!

- Reencuentros: entre amigas y familia, cada uno se toma sus vacaciones cuando puede. Eso lleva a que sea difícil coincidir para vernos. Enero, en este sentido, es un mes bastante "desencontrado". Que vuelva la posibilidad de juntarnos todas/os es un motivo en sí mismo. Este febrero también va a ser muy particular porque una de mis amigas se va a vivir al exterior. Ella dice que va a volver, pero lo dudo... y aunque la apoyo porque es lo que siempre quiso, no puedo evitar sentir esa penita que da la distancia.

- Liquidaciones: y sí, acá está mi parte más superficial... ya desde enero pero todavía más en febrero hay liquidaciones, descuentos y rebajas de todo tipo. No todas son reales, pero... ya tengo en vista un par de zapatos ¡¡divinos!! y unos vestidos ¡¡hermosísimos!! Y los vestis van perfectos con los zapatos... :oP Y tengo vistas más cosas... me parece que lo único que voy a liquidar va a ser mi sueldo...

- Limpieza: generalizada y a fondo. Sacamos lo que no sirva y hacemos espacio para lo que llegue.

- Esperanza: febrero es un mes que me da sensación de esperanza. En enero está todo muerto, la mayoría de la gente está de vacaciones. Hacer trámites, mandar un CV y esperar respuesta, estudiar algo, son cosas que se complican. Al menos, así me parece a mí. En febrero se reactivan posibilidades y eso me reactiva la esperanza. Es esa sensación tan linda de que el año está nuevito y reluciente, y tengo todo el año por delante para hacer realidad lo que quiero.

- Cambios: si todo me sale bien, este febrero van a cambiar -con calidad y cualidad de definitivo- algunas cosas en mi vida.



Con tanta esperanza y deseos también viene el lógico miedo a que se me venga todo abajo, y no poder nada de todo eso que quiero. Por ahora, me dejo sentir este bienestar después de un largo tiempo tormentoso. Cruzo los dedos. Y me preparo para que venga algo bueno.





mardi 27 janvier 2015

L(c)laves


(estado actual: Français < > Español)



Hace días que me vengo encontrando con llaves por todos lados. Voy por la calle y veo gente con llaves en las manos, en el dibujo de una remera, abriendo y cerrando puertas, colgando de una cartera o monedero, una de mis amigas tenía un colgante con forma de llave la última vez que la vi. Incluso, compré mi agenda 2015 y elegí la "menos peor" de un pilón que estaban en oferta en una librería por la que pasé de causalidad. Y, después, me di cuenta: en la tapa y contratapa tiene... sí, llaves. Curiosamente, nunca en mi vida perdí mis llaves. Siempre fui muy cuidadosa.

Por estos días también me daba vueltas en la cabeza la sílaba "cle". El sinsentido se hizo humo cuando empecé a asociar (¡gracias Sigmund! ¡Merci langue Française!): "cle"... que en français se escribe "clé"... que en français puede ser "clé" o "clef"... que en español quiere decir... sí: llave. Y, además de llave, en francés, clé o clef quiere decir... seeeeee: clave. Y con lo que me gustan los juegos de palabras (y con lo infantil que soy) no puedo evitar ponerme a jugar: clé... clef... llave... clave...

l(c)lave 
c(l)lave
impresionante unión de palabras.

¿Qué clave se abre con una llave?
¿O qué llave se abre con una clave?
¿Cuál es la llave?
¿Cuál es la clave?

Desde antes que empezara el verano sentía una tristeza honda que no podía explicar. Tenía en la cabeza la canción Summertime sadness de Lana del Rey, artista que casi no conozco. Al principio no entendía bien por qué y con el tiempo fui encontrando la L(c)lave... este duelo por Alguien y todo lo que creo que desde siempre supe que no iba a poder ser. Esa, es una de las claves-llaves.

El temita laboral/profesional, la insatisfacción, la falta de recursos. Y de respuestas, también. Las esperanzas que su fueron al tacho. El deseo de ser exitosa en lo mío y la realidad: ver cómo cada vez me va peor. Encontrar la L(c)lave para llegar adonde quiero; buscarla y no encontrarla todavía. Otra clave-llave.

Toda esta montaña rusa que fue el año pasado para mí. ¡Cuántas L(c)laves nuevas tuve entre mis manos! Otra (clave-llave) más.

Todo lo nuevo que sé que viene este año. Una clave-llave más...

¿Cuál es la llave?
¿Cuál es la clave?

¿Qué quiero cerrar?

¿Qué quiero abrir?



(la tristeza que me da el verano... quizás este sea uno de los motivos por los cuales detesto el verano)





"Summertime sadness" - Lana del Rey

Kiss me hard before you go
Summertime sadness
I just wanted you to know
That, baby, you're the best


I got my red dress on tonight
Dancing in the dark in the pale moonlight
Done my hair up real big beauty queen style
High heels off, I'm feeling alive

Oh, my God, I feel it in the air
Telephone wires above are sizzling like a snare
Honey, I'm on fire, I feel it everywhere
Nothing scares me anymore


(1, 2, 3, 4)

Kiss me hard before you go
Summertime sadness
I just wanted you to know
That, baby, you're the best

I got that summertime, summertime sadness
S-s-summertime, summertime sadness
Got that summertime, summertime sadness
Oh, oh, oh, oh, oh

I'm feelin' electric tonight
Cruising down the coast goin' 'bout 99
Got my bad baby by my heavenly side
I know if I go, I'll die happy tonight

Oh, my God, I feel it in the air
Telephone wires above are sizzling like a snare
Honey, I'm on fire, I feel it everywhere
Nothing scares me anymore

(1, 2, 3, 4)

Kiss me hard before you go
Summertime sadness
I just wanted you to know
That, baby, you're the best

I got that summertime, summertime sadness
S-s-summertime, summertime sadness
Got that summertime, summertime sadness
Oh, oh, oh, oh, oh

Think I'll miss you forever
Like the stars miss the sun in the morning sky
Later's better than never

Even if you're gone I'm gonna drive (drive, drive)

I got that summertime, summertime sadness
S-s-summertime, summertime sadness
Got that summertime, summertime sadness
Oh, oh, oh, oh, oh

Kiss me hard before you go
Summertime sadness
I just wanted you to know
That, baby, you're the best

I got that summertime, summertime sadness
S-s-summertime, summertime sadness
Got that summertime, summertime sadness
Oh, oh, oh, oh, oh




mardi 20 janvier 2015

Una cebra que camina...

(estado actual: keep walking)




Si alguien me preguntara cómo estuve estos días, respondería que estuve como una cebra: rayada.

Una de las mejores terapias que encuentro desde hace años es salir a caminar. Me llena el cuerpo de oxígeno, y también me airea los pensamientos. Me saca la ira, me ayuda a descargar. Me aliviana el cuerpo (y el alma, si es que tengo... ja!). Así que: libro en la mochila, música, zapatillas y allez! Me caminé:
mis angustias;
el síndrome pre-menstrual y el dolor de ovarios de estos días;
la gente con doble cara y las trastadas que me hacen;
la ansiedad;
un trabajo de mierda al que voy a renunciar pero el tiempo no se me pasa más;
un compañero de trabajo hijo de puta que dijo de mí cosas que no eran y casi me quedo sin trabajo por su culpa (tiró la bomba y después se fue... linda gente, no? Futuro Psicólogo...);
una entrevista laboral que me suspendieron dos veces con las excusas más ridículas del mundo, de un trabajo que quería que me saliera, del cual prometieron volver a llamar y -por supuesto- no lo hicieron (para qué llaman si no me quieren entrevistar realmente???!!!!!!)
la falta de recursos económicos;
los deseos frustrados;
las frustraciones varias;
la gente que extraño y me hace mucha falta;
las noticias de Alguien y su mundo...

"las noticias de Alguien y su mundo..."... probablemente, lo que más me sorprendió y me afectó.

Seamos sinceras: "año nuevo, vida nueva", conmigo, las pelotas. Porque sigo dando vueltas alrededor de lo mismo. Porque tengo cosas pendientes que quiero terminar y no sé cómo.

A veces, creo que tendría que nacer de nuevo.

mardi 13 janvier 2015

hoy

(estado actual: esperanza)






ese momento en el que ya no querés saber nada más porque cada cosa "nueva" que sabés te hace "más" mal.

ese momento en el que finalmente puedo asumir que soy la que soy, y la que soy no es suficiente para Alguien... con todo el dolor que eso me hace sentir... y que cambiar, transformarme, está bueno si es para mí y mi bien, no para gustarle, ni a él ni a nadie. porque cambiar, transformarme, de esa forma es ponerme el disfraz de alguien que no soy, y jugar a ser alguien que no soy es una mentira insosteniblemente corta. siempre que hablan de "las patas cortas de las mentiras" pienso en una araña. una tipo tarántula, algo bien venenoso. ¿por qué será? ¿quizás porque prefiero una verdad dolorosa antes que una mentira venenosa? ¿porque la verdad duele pero el veneno mata?...

ese momento en el que agradezco no haber renunciado todavía a un trabajo que detesto y  no da para más, porque (además de necesitarlo porque las cuentas no se pagan solas) sé que la realidad es que mantiene mi cabeza ocupada en algo (supuestamente) productivo y no en Alguien no me quiere, a Alguien no le intereso, para Alguien no soy suficiente, Alguien prefiere a Ella, yo nunca voy a ser como Ella, y una demasiado larga lista de etcéteras que me duelen y me duelen y me duelen y no me dejan de doler.

y, de pronto, un milagro caído del cielo, como la lluvia de hoy... que me llena de esperanza. veremos qué trae este enero sofocante en temperaturas, y también sofocante en hinchazón de ovarios, en paciencia que se agota, en ansiedades varias y en deseos que deseo que se concreten.

por hoy, esperanza.
mucha.



mardi 6 janvier 2015

Deseo(s), Florecimientos, Migraciones

(estado actual: 1, 2, 3, iniciando...)





2015, "el niño bonito", está entre nosotros.

Como dicen por ahí, "lo que mal empieza, mal acaba", y el 31 a la noche me agarró una tristeza y una desolación inmensas. No es sólo el mal año que fue el que se fue; es todo lo que dejó. Las cosas buenas que florecieron y las malas, a las que hay que arrancar de raíz.

Saber que 2015 es un año de Migraciones. Migraciones (internas y externas) que empezaron hace años, explotaron el año pasado y -espero- se materialicen y florezcan en este "niño bonito".

Que una examiga te mande un mensaje diciendo que su año fue perfecto y lo único que le falta para la perfección absoluta sos vos (yo, en este caso) y que, encima de lo que (me) hizo, tenga el tupé de decir(me) que "todavía no entiende qué pasó"... ¡mierda que hay gente que tiene la cara dura, eh! Hay que migrar de "amigas" ya dejaron de serlo.

Que una amiga esté "desmantelando" su casa porque se va a vivir a otro país y te quiere vender sus cosas (cosas que no le quiero comprar porque no quiero que se vaya, aunque sé que es su deseo... qué mala amiga soy). Hay que migrar de actitud, Automne!!!

Que otra amiga empiece a ejercer nuestra profesión y confíe en mí, y me pida ayuda "porque vos tenés experiencia" (JAAAAAAAA)... se siente lindo poder ayudarla, aunque sea en cosas chiquitas. Otra vez: hay que migrar de actitud! Si mi amiga cree que la puedo ayudar, tratar de hacerlo de la mejor manera posible. Esa confianza básica es fundamental.

Haber tomado la decisión, sabiendo qué pero no cuándo exactamente, aunque sí sé cuál es mi límite. Voy a renunciar a un trabajo que me está dando dolores de cabeza, ninguna satisfacción y cero crecimiento profesional/laboral/económico. Y de febrero no pasa :o) Migrar de este trabajo horrible, al fin!!!! Pero con el miedo de que mi otro trabajo venga con "sorpresas" indeseadas...

Hay cosas y personas que siento que dejé definitivamente atrás. ¡Y eso es un alivio tan grande...! Que migre el corazón.

Que el verano me abra tiempo para leer. Y haber encontrado libros interesantes. Migrar de lecturas! :o)

Que Alguien me recomiende libros (aunque, a simple vista, no me interese ninguno). Veremos si acepta alguna recomendación mía... La explosión de sentimientos que significó y significa Alguien. La alegría y tristeza de saber que tenemos que terminar lo que empezamos y que, después de ese final... quién sabe... quizás no nos veamos más (aunque sigamos en contacto). Otra migración.



Migrar, cambiar, mudarse, moverse...
Veremos qué trae el "niño bonito"...





mercredi 31 décembre 2014

Mágico

(estado actual: agradecida)




¡Qué año este, mamucha! Ya lo dije 5647893746643 veces y no me canso de decirlo: no me imaginé que este año fuera a ser así. Así de duro, así de intenso, así complejo, así de oscuro... Nunca lloré tanto como este año, ni tampoco había escrito tanto. Nunca había tenido un año más luminoso y claro que este, me cayeron tantas pero tantas fichas, vi tantas cosas que nunca quise ver, mirar, sentir... yo soy de las que, a veces, se tapan los ojos con las manos para no ver. Pero, aunque no lo vea, el resto de mis sentidos registra lo que pasa. O, no: y me vuelvo una gran "ignorante", una supuesta "inocente", "indefensa", "pobrecita" a la que "le pasan" las cosas. Cuando empezó este año y retomé el blog me planteaba que quería un año mágico y lo tuve: la magia fue crecer. En realidad, crecer es lo inevitable. Supongo que a los golpes no es la única manera, pero a veces pareciera necesario un buen sacudón existencial. Al menos, para mí: que la vida me ponga un terremoto, me mueva todo el piso, se me mueva todo -adentro y afuera- y moverme yo. Eso fue este año: un sacudón, una tormenta, un terremoto, un algo demasiado más grande que yo, inesperado, que me movió toda. O, casi, porque hay cosas de mí que siguen ahí, muy enquistadas en su lugar.

Hay que soltar, palabra que está de moda por demás. Hay que dejar ir lo que no sirve. Hay que limpiar, más adentro que afuera (pero afuera también).

Gracias a los que intentaron hacerme mierda porque no pudieron y sólo me hicieron más fuerte. Gracias a los que me hicieron daño intencionalmente porque me hicieron ver que no soy taaaaannn débil ni taaaannn fuerte como me creo. Saberme vulnerable y aceptarme así fue una de las grandes cosas que me pasaron este año. Una de esas oscuridades que me atreví a ver, a mirar de lleno y de cerca.

Gracias a las pasiones. Creo que nunca antes había sentido pasión; al menos, no como este año.

Gracias al amor, al tratar de amarme a mí misma, así de loca, agujereada, imperfecta y llena de faltas como soy.

Gracias Alguien, porque aunque nunca leas esto (y probablemente ni te enteres de todo lo que me pasa) vos sos parte de toda esa tormenta pasional. Me pusiste enfrente preguntas, situaciones, afirmaciones, actividades, intereses compartidos y otros no compartidos, y una larga lista de etcéteras que me hicieron replantearme tantas cosas. Mirarme, con el horror que significa(ba) para mí mirarme... Atreverme a verme y ver esas oscuridades mías que siempre esquivé por miedo, porque en y con la oscuridad no había que meterse. Ella -tu Ella- también tuvo mucho que ver en todo eso que no quiero ver -justamente-... y, otra vez, volví la mirada sobre mí. Qué difícil y doloroso fue, y sigue siendo a veces. Pero qué diferente mi miro ahora, me veo ahora, me siento ahora, con cuántas "herramientas" nuevas cuento. Y aunque nunca, nunca, nunca te vayas a enterar (y aunque me decepciones una y otra vez), como dice la canción de Björk me devolviste la corona, volví a sentirme viva.

Gracias a mi (ya no más) eterno Él por haberme lastimado una vez más, porque esta vez fue la última y te dejé ir de mi vida. Para siempre. Y eso me libera.

Y el GRACIAS más grande, el que grito con más fuerza, con todo lo que tengo y soy adentro y también afuera, va para esa gente que siempre estuvo conmigo aguantándome, dándome un beso, un abrazo, escribiéndome un mensajito, mandándome un mail, soportando mis interminaaaaables mensajes por celular, apoyándome a seguir adelante. A los que conozco de la vida real y a los que conocí en la vida virtual. Me ayudaron a vivir con todas estas cosas tan nuevas y movilizantes! ;o)

No pensé mientras escribía esto, no paré de escribir. Recién ahora vuelvo para ver los errores de tipeo.

Antes de que se termine el año voy a intentar dibujar una línea del tiempo, pero no creo que me alcance lo que queda del 31. ¿Por qué será que todos los 31/12 entro en esta vorágine de querer hacer todo lo que no hice antes, con tiempo?

Al final, tuve el año mágico que tanto quería.

Deseo para todos ustedes un año que llegue con felicidad, con paz, con luz, con oscuridades que se animen a iluminar, con la realización de todos esos deseos que tanto desean. Que tengan deseos, que deseen! Feliz 2015!

La frase que me dijo ayer mi prima menor resume mucho de lo que me pasa, y de lo que no me pasa pero quiero que me pase: hay que tirarse a la pileta porque la vida se pasa si una no se anima a nadar, aunque no sepa.

A nadar se aprende.





(absolutamente tooooda esta letra)




"Thank U" - Alanis Morissette
How bout getting off all these antibiotics
How bout stopping eating when I'm full up
How bout them transparent dangling carrots
How bout that ever elusive "could of"

Thank you India
Thank you terror
Thank you disillusionment
Thank you frailty
Thank you consequence
Thank you thank you silence

How bout me not blaming you for everything
How bout me enjoying the moment for once
How bout how good it feels to finally forgive you
How bout grieving it all one at a time

Thank you India
Thank you terror
Thank you disillusionment
Thank you frailty
Thank you consequence
Thank you thank you silence

The moment I let go of it was the moment
I got more than I could handle
The moment I jumped off of it
Was the moment I touched down

How bout no longer being masochistic
How bout remembering your divinity
How bout unabashedly bawling your eyes out
How bout not equating death with stopping

Thank you India
Thank you Providence, thank you disillusionment
Thank you nothingness
Thank you clarity
Thank you thank you silence...